El poder sanador del silencio

Nirwair Bhai

[Descargar pdf]

Cuando alguna persona está seriamente enferma se le administran sedantes para que pueda descansar; en ese momento ella crea menos pensamientos y en el área donde permanece se colocan rótulos de ‘Silencio’ para que pueda haber tranquilidad.

El mucho pensar nos hace sentirnos exhaustos, incluso nos produce problemas para dormir por la noche y cuando uno se despierta no se siente fresco.

Se dice que ‘El hablar es plata y el silencio es oro.’ Cuando la mente permanece en silencio, los pensamientos se vuelven muy elevados y pacíficos. Nuestro pensar llega a ser muy positivo, se puede entonces crear pensamientos que den felicidad a los demás.

Una enorme cantidad de noticias se reciben por vía de los medios de comunicación, en todas partes la gente está enfrentando diferentes tipos de crisis: crisis personales, familiares, comunidades y naciones enteras están en crisis debido a la competencia y a la falta de entendimiento. De esta manera es evidente que el conflicto está aumentando y también los medios a través de los cuales recibimos las noticias. En India hay más de 130 canales de televisión y siguen repitiendo noticias de violencia y problemas. Como resultado, quienes miran esto se deprimen, no hay forma en que la audiencia pueda obtener paz y dicha viendo estos programas. Una señal de sabiduría sería que alguien pensara cómo llevar paz y consuelo a la sociedad.

Se dice que ‘El hablar es plata y el silencio es oro.’ Cuando la mente permanece en silencio, los pensamientos se vuelven muy elevados y pacíficos. Nuestro pensar llega a ser muy positivo, se puede entonces crear pensamientos que den felicidad a los demás. Algunas personas se ponen tristes en silencio y luego se deprimen, pero el verdadero silencio de la mente crea positivismo internamente.

Cuando alguna persona está seriamente enferma se le administran sedantes para que pueda descansar; en ese momento ella crea menos pensamientos y en el área donde permanece se colocan rótulos de ‘Silencio’ para que pueda haber tranquilidad. El mucho pensar nos hace sentirnos exhaustos, incluso nos produce problemas para dormir por la noche y cuando uno se despierta no se siente fresco. Por medio de la meditación se pueden visualizar y limpiar los patrones de pensamiento, y permite acumular silencio interior. En silencio se puede percibir nuestro propio ser verdadero. En las escrituras de la India se dice que ‘Donde hay silencio está Dios’, ya que es por medio del silencio que podemos comunicarnos con el Ser Supremo. Muchas personas se sienten aliviadas y relajadas por medio de la oración, pero luego cuando se involucran en la rutina diaria, sus patrones de pensamiento cambian.

Las drogas y el alcohol dan felicidad temporal, pero luego la persona se deprime. Si se medita durante periodos regulares a lo largo del día y antes de dormir por la noche, se experimenta un placer constante. La meditación nos conecta con la verdadera naturaleza espiritual del ser, da la experiencia de que uno ha venido aquí únicamente para desempeñar un papel, de la pertenencia al Ser Supremo. Uno dirige la mente con base en los pensamientos: sólo está Dios, mi Compañero Espiritual, y yo, y puedo pensar en Él como mi Madre, Padre, Amigo, o lo que sea, estoy con Él.

Todas las religiones tienen plegarias para acercar a las personas a Dios, las vibraciones en los lugares donde la gente ora con piedad son muy elevadas. Las vibraciones se crean de acuerdo a la actividad que se desarrolla en cualquier lugar. Habiendo recibido este conocimiento deberíamos crear tales vibraciones en el mundo que ayuden a otros a experimentar paz. En meditación nos conectamos con la fuente de la paz – el Ser Supremo y así el poder de la paz que recibimos es enorme. Sin embargo, para recibir el poder de la paz, el poder de la pureza, el poder del amor y todos los demás poderes que el Supremo tiene, es necesario que uno cree una relación personal con el Supremo y esto es diferente de solo creer en Él. Igual que por medio de la ciencia nos podemos conectar con otras personas mientras se encuentran a la distancia, también podemos establecer una conexión con el Alma Suprema por medio del amor del corazón.

No hay necesidad de temerle a Dios; si uno siente temor no puede acercarse. Nosotros somos Sus hijos eternos; simplemente esto se olvidó y perdimos de vista la relación con Él y los beneficios que podíamos recibir por medio de la misma.

El poder que se requiere para sanar el corazón viene de la relación con el Ser Supremo. Uno puede permanecer estable aunque se esté experimentando el eco del karma y haya enfermedades, ya que al regresar a la sabiduría de ser almas eternas, el temor a la muerte desaparece.

Todos tienen el poder de la intuición. Cuando uno hace algo la conciencia nos dice si estamos haciendo lo correcto o no, por lo tanto si la escuchamos no sufriremos, más bien, nos beneficiaremos. Todos quieren ser constantemente felices y pacíficos, pero la felicidad y la paz se basan en usar las cualidades en la vida. Si se odia o se es odiado uno no puede disfrutar de la paz y el amor. Si alguien lo rechaza a uno, es necesario usar el poder del silencio para transformar los pensamientos de esa persona.

Ahora es necesario que regresemos a nuestra propia naturaleza, nos conectemos con el Supremo y multipliquemos nuestro propio poder del silencio. Muchas personas grandes llegaron a ser así por medio del silencio, con solo venir a ver a las Dadis (profesoras seniors de Brahma Kumaris) las almas regresan totalmente transformadas.

Al comenzar la práctica de la meditación nuestra búsqueda termina. La ausencia de paz surge por medio de los vicios. Solo en silencio podemos acabar con ellos porque uno se puede conectar con el Supremo – la Fuente de Poder. Por un lado, se renuncian las debilidades y por el otro, se recargan las baterías y disfrutar cada momento de esta vida en positividad. Haz esto y siempre tendrás un corazón feliz, nada podrá hacerte caer.

Om Shanti

[Descargar pdf]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *